jueves, 6 de junio de 2013

Una tarde en el río

Poco se puede añadir a estas tres imágenes que representan todo lo que uno desea cuando sale de casa con la caña.

Serratella sp.
 

4 comentarios:

  1. Si señor.
    Un bonito río, eclosiones, y preciosas truchas. Qúe más se puede pedir!.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Pedir... nada. La palabra lujo define todo eso. Y en estos tiempos duros, de volver a descubrir cual es lo importante y cual es lo superfluo, nos damos cuenta de que tener tiempo, en un río limpio y un día perfecto de pesca es de verdad un lujo.

    ResponderEliminar
  3. Así es amigos, un lujazo. No se puede pedir nada más...

    Saludos

    ResponderEliminar