lunes, 21 de septiembre de 2015

Final del verano


El otoño está a punto de llegar y muchos de nuestros ríos presentan un aspecto inmejorable. Los naturales han recibido un buen aporte gracias a la ciclogénesis que habrá servido para dar un poco de oxígeno tras este verano tan seco, y en los regulados por fin vemos como los desembalses para riegos llegan a su fin, suavizando los caudales y dejando unos ríos algo más fieles a su realidad.

Este último caso es el del Esla, con un caudal de 13 m3/s se antoja perfecto para pescarlo en esta época aunque sigue teniendo el agua muy fría. Hasta sus orillas nos desplazamos para intentar disfrutar de este gran río.

Nada más meter los pies en el río comprobamos que las aguas bajan frías, de momento poco insecto se podía ver por el río pero el día pintaba que iba a ser cálido. Comenzamos a pescar con un perdigón oscuro y una segunda ninfa en pelo de liebre y no tardamos mucho en conseguir las primeras capturas.


Las tablas rápidas de poca profundidad presentaban muy buena actividad, casi siempre tomando la ninfa superior y aguas abajo de la posición de lanzado. Así llegamos a la hora de comer contentos con la primera parte del día.


Ya por la tarde subimos a otro tramo, momento del día en el que parece que la actividad de las truchas creció bastante respecto a la mañana, se conseguían varias truchas en una misma postura cosa que por la mañana no ocurría. En las venas de mayor fuerza se conseguían menos capturas pero generalmente de mayor talla, incluso una gran trucha llegó a romper el bajo a mi compañero Sergio.



Muy fuertes todas ellas, están acostumbradas a grandes caudales y se nota. Las picadas eran todas parecidas muy similar a un fuerte tirón en el final de la línea, señal que tomaban las imitaciones con agresividad.



En general un muy buen día de pesca, las preciosas truchas del Esla compensaron los pequeños desastres como la rotura de una bota y un chaleco y el pinchazo de una rueda al llegar al río. Gajes del oficio.

10 comentarios:

  1. Si el tiempo nos acompaña creo que se nos presentan unos buenos días de pesca en los regulados y habrá que aprovechar. Buena jornada nos cuentas, enhorabuena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Lachis, habrá que aprovechar los días de buen tiempo de aquí a que termine la temporada, segura que se dan bien,

      saludos!

      Eliminar
  2. Perfecto me alegro chicos y bien resumida la jornada, buenos días estos de tiempo y caudales para seca, donde casi no ves cebadas antes, habrá que aprovechar algún día más.yo tengo dos salidas al tormes espero poder ir y a ver que me depara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, baja perfecto de agua Miguel, la pena que no se movieran arriba. Seguro que en el Tormes lo pasa genial, un saludo!

      Eliminar
  3. Felicidades por esas truchas tan preciosaaaas. Lástima el pepino de Cesar. También es mala suerte romper tantas cosas el mismo día. Me alegro que disfrutarais de un día de pesca con truchas tan activas aunque sea a ninfa. Un abrazo,.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves Jose, se juntó todo... Por lo menos pudimos disfrutar de unas truchas bravas y dispuestas, lo pasamos bien.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Bonito relato, aprovechad todo lo que podais. Esta es una época de la temporada fantástica. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, tienes razón hay que aprovechar,

      un saludo!

      Eliminar
  5. Beautiful water! Good luck with the Fall fishing.

    ResponderEliminar