lunes, 16 de mayo de 2016

"La hora de la ceba"


Parece que empiezan a mejorar algo los ríos. La climatología estos días ha sido muy cambiante alternando en muy poco tiempo tormentas con sol y calor con frío, desde luego la primavera no nos lo está poniendo fácil a los pescadores.

Buscando una buena opción para poder pescar a seca nos decantamos por el coto de San Millán de Juarros y parece que acertamos.

Comenzamos muy pronto por la mañana pescando a ninfa. El río en esta zona es muy técnico ya que la vegetación invade casi por completo el cauce. Los lances hay que pensarlos dos veces, las posturas están muy definidas pero tienes muchas papeletas para dejar el bajo en las ramas. 



Las derivas de las ninfa por debajo de estas ramas que cubren las orillas provocaban picadas preciosas solo que de truchas con una talla reducida.


Con paciencia fuimos engañando a las pequeñas truchas que alberga este tramo, preciosas todas ellas. Decidimos comer bastante pronto para aprovechar la posible eclosión de las horas centrales así que sobre las 13:30 ya estábamos preparados para intentar pescar arriba.



Este tramo del día fue el más frío, se nubló y se levantó aire haciendo muy desapacible el estar metido en el río, sin embargo, fue el momento de una eclosión espectacular de efémeras. Eclosionaban del río y apenas aguantaban en la superficie unos segundos, levantando el vuelo rápidamente ayudadas por el constante aire. Esto nos benefició ya que las truchas estaba realmente activas subiendo sin cesar a las moscas que aguantaban más metros en su derivar.




Era muy difícil hacerse con alguna efémera para fotografiar ya que salían como relámpagos, pero se pudieron ver, sobretodo: Rhithrogena semicolorata, pardones, bétidos oscuros y alguna efémera de color granate también oscura. Nosotros nos decantamos por utilizar imitaciones de pardón, con hackle y alas, y de Nigrobaetis niger en culo de pato, siendo la segunda la más efectiva con diferencia.




En la parte final del vídeo se puede apreciar la actividad espectacular de las truchas alimentándose junto con la cantidad de mosca que emergía en ese momento. Atacaban con rabia, muchas veces saltaban incluso fuera del agua para capturar los insectos.


Disfrutamos mucho de esa "hora de la ceba" que duraría unas dos horas. Teníamos ganas de pescar arriba y el río nos ofreció todos los ingredientes necesarios para pasarlo muy bien pescando.

10 comentarios:

  1. Perfecto y buena ceba, me alegro compañeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel, al fin pudimos pasar un buen rato arriba,

      un saludo!

      Eliminar
  2. Que maravilla pillarlas cebándose. Un abrazo, que se repita muchas veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora llega la mejor época, veremos como se da pero tiene buena pinta,

      saludos!

      Eliminar
  3. Gorgeous water and fish. We've still had but only a few days of nice weather this spring. Lots of rain and hail.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks Howard, here too it is still a very rainy spring but is already beginning to see the sun, sure to be a good season!

      Eliminar
  4. Jo, me ha encantado el vídeo. Esos momentos de ceba son mágicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Ramón, y cada vez menos frecuentes... Un saludo!

      Eliminar
  5. Esos momentos son fantásticos, me alegro por vosotros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, pocas veces ve uno tanta actividad y tan frenética!

      Eliminar