lunes, 23 de mayo de 2016

Un Piloña muy difícil


Tocaba salida fuera de nuestra Comunidad como solemos hacer todos los años. El lugar elegido en este caso fue Asturias, concretamente el río Piloña, afluente del Sella.

En el río Piloña se han celebrado últimamente varios campeonatos de España (mosca y lance) lo cual nos daba indicios de que el río tendría calidad suficiente como para hacer un viaje y pescarlo un fin de semana. El viernes llegamos por la tarde y echamos un vistazo al coto, el río se veía que bajaba bastante corto de caudal, además nos llamó la atención que no hubiera nadie pescando en él, la gente se concentraba en las zonas libres.

Al día siguiente madrugamos bastante para poder aprovechar el día. Comenzamos pescando dos a ninfa y dos a cucharilla, uno en la zona libre. Aparentemente las tiradas de ninfa tenían muy buena pinta y no tardamos en conseguir las primeras truchas. Había que utilizar ninfas poco pesadas ya que la corriente no tenía suficiente fuerza unido a que la profundidad no era mucha.




Todo esto al principio, a ninfa se sacarían 4 o 5 pintonas. Mientras, los otros dos compañero a lance sacaron un par de truchas nada más. Pobre bagaje en esas tres primeras horas, a partir de ahí la poca actividad cayó en picado y a lo largo de la mañana los toques fueron anecdóticos.



Justo antes de comer llegamos a un gran pozo y decidimos poner un streamer en la caña de seca ante la indiferencia de las truchas al resto de imitaciones. Alguna trucha seguía el señuelo pero no terminaban de tomarlo hasta que Sergio clavó algo bastante grande con él: ni más ni menos que un salmón. Tomó el streamer muy cerca de la superficie pero llevaba anzuelo sin muerte y duró pocos segundo prendido. Desde nuestra posición se vió claramente que se trataba de un salmón de unos 50-60 cm ya que pasó muy cerca antes de escapar. Fue una maravilla haber presenciado aquello y una pena que se soltara tan rápido aunque, a la postre, el hilo del 0,14 no hubiera servido de mucho...

Culebra de collar (Natrix astreptophora) muy abundante por las orillas, se veían muchos ejemplares cruzando el río
Sapo común (Bufo spinosus)
Con esto nos fuimos a comer a un restaurante cercano a reponer fuerzas, la mañana había sido bastante dura. Por la tarde, nos pusimos a pescar todos a ninfa ya que la actividad arriba era nula, la lluvia dificultaba mucho la pesca pero terminó por despejarse el día dándonos algo de tregua.



En toda la tarde se tocarían dos o tres trucha más a ninfa. Ya cansados estuvimos un rato haciendo tiempo ante una posible eclosión al final del día que nos diera alguna oportunidad para poder pescar a seca. La eclosión fue mínima, pocas efémeras volaban por el río. Alguna cebada dispersa se dejaba ver pero apenas repetían y no querían saber nada de las efémeras y tricópteros que les presentamos.


Una jornada dura en cuanto a la pesca, truchas muy difíciles y nada dispuestas. Nos quedamos, por supuesto, con la anécdota del salmón y el gran fin de semana que pasamos en este entorno maravilloso entre amigos, donde no faltaron las risas, la buena comida y el buen vino.



10 comentarios:

  1. Muy buen finde si señor,vino, risas, chuletones y Jin tonic. La pena la poca actividad de las truchas,seguramente por el poco caudal. Pero al final lo que importa los dos días que pasamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que lo pasamos de miedo, con los ríos ya se sabe, unas veces bien y otras no tan bien jeje

      Eliminar
  2. Eso es lo más importante, nosotros estuvimos en el río Curueño y en el Órbigo en León y también con pocas picadas, eso sí, en la zona del Curueño estuvimos comiendo, tomando unas copas y echando unas risas con la gente del lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata Aitor, la pesca puede acompañar o no pero hay que saber disfrutar de todo lo que le rodea,

      saludos!

      Eliminar
  3. un buen finde de pesca seguro que lo pasasteis bien que es en lo que consiste ,es todo un privilegio pescar los ríos asturianos,lastima que no tuvieseis un día de esos que se ceban y se mueven pero el rio es así ,unsaludo amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando, el río era espectacular y el entorno precioso, para la próxima seguro que tenemos más suerte,

      un saludo!

      Eliminar
  4. Yo hace años que pesque el Piloña. Lo pase fatal, yo no sabia tanto y entre las mil corrientes que hay dentro de la misma corriente y la sabiduria de las truchas me costo horrores pescar algo. Por lo menos fueron de buen tamaño. Sin duda un río para tomárselo con calma. Un abrazo, ver un salmón es algo mágico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil de pescar, nada que ver con lo que estamos acostumbrados por aquí por Castilla, al final no se dio mal del todo y pudimos pasar un gran fin de semana,

      saludos!

      Eliminar
  5. Really enjoyed the trip! Thanks once again for sharing with us.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you Ralph for stopping and read us.

      Eliminar