miércoles, 6 de julio de 2016

Eclosiones de verano


Tocaba visitar uno de los ríos que mejor cara ofrecen en esta época del año, con un caudal muy bueno tanto para pescar a seca como para pescar a ninfa. El río Porma.

Era bastante pronto cuando llegamos a sus orillas ya que no íbamos a poder alargar mucho la jornada. La mañana era fresca pero el ambiente no se tardaría en caldear, la temperatura del agua era bastante baja.

Comenzamos pescando a ninfa con tranquilidad ya que el río estaba para ello. A los pocos minutos algún toque se recibía pero parecía que no estaban muy dispuestas. Nos costó mover las primeras truchas, muy escondidas en las zonas de mayor protección.


A lo largo de la mañana tocamos varias y sacamos pocas, estaban realmente duras y costaba moverlas horrores a base de insistir mucho. Nos fuimos a comer pronto para aprovechar lo que quedaba de día pescando a mosca porque se intuía una buena eclosión en las horas centrales


Se empezaba a ver bastante mosca a primera hora de la tarde y las truchas no tardaron en aparecer. Es curioso como estos momentos son esperados, además de por las truchas, por las aves para cazar los insectos que emergen del río. También son momentos esperados por los pescadores, pese a pescar solos durante toda la mañana, empezaban a acercarse pescadores al tramo para aprovechar la tarde.

Rhithrogena semicolorata subimago hembra.
Serratella ignita imago macho
Se podían observar varios tipos de efémeras (sobretodo Heptagenia sulfurea y Serratella ignita en distintas fases). Nos decantamos por usar imitaciones amarillas y color granate con las que pudimos engañar a alguna que otra pintona.

Rana común (Pelophylax perezi)
Recorriendo el río se nos cebó delante una buena trucha, la forma de comer le delataba. Se alimentaba en el final de una vena justo debajo de unas ramas de sauce. Después de varios intentos al fin tomó la mosca de Sergio pero tras dos minutos de pelea, y con la trucha muy próxima a nosotros, se soltó de la mosca.



Con un par de revolcadas y alguna trucha más la eclosión fue yendo a menos y con ello la actividad de las truchas.


Tuvimos suerte de poder aprovechar un buen rato de actividad arriba pero con unas truchas muy duras en general; a ninfa se empiezan a poner difíciles.

2 comentarios:

  1. Lástima haber tenido más suerte, por lo que se ve León ya no es el paraíso de antaño.
    Bonitas fotos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un día raro no sirve como referencia, a principio de temporada se dio muy bien, ahora están más escarmentadas jeje

      Saludos!

      Eliminar