miércoles, 17 de agosto de 2016

Río Carrión. Parte 2


Segunda jornada en el río Carrión, esta vez en fin de semana y en zona libre. El caudal es significativamente más bajo aunque el aspecto del río no deja de ser increíble para la pesca a mosca. 

Sin llegar excesivamente pronto al río, encontramos una buena zona donde aparcar el coche y prepararnos tranquilamente. Sergio entró en la primera tabla a por varias truchas que se cebaban. Mientras tanto, yo estuve un rato intentándolo a ninfa en unas corrientes más abajo sin mucha fortuna.



Me uní a mi compañero en la tabla donde había conseguido que le subieran un par de ellas sin conseguir clavarlas. Era muy difícil engañarlas en estas zonas ya que el agua está sumamente transparente y basta con una mala caída del hilo para espantarlas. No se observaba apenas mosca emergiendo pero las truchas se cebaban de forma sorprendentemente contínua.

Fue al llegar a la zona de aguas más movidas donde nos resultó más sencillo engañar a las bravas truchas del Carrión. Buscándolas en los laterales con tricópteros de pelo de ciervo o grandes efémeras conseguías preciosas subidas, las truchas se encontraban muy orilladas a cobijo de la vegetación pero con la vista puesta en la superficie.





Según avanzaba la mañana, al igual que el día anterior, las truchas aparecían en zonas más centradas del río donde el tricóptero funcionaba realmente bien. Fuimos a comer con la mirada puesta en la tarde aunque con el calor que hacía, era difícil que se produjera tanta actividad como el otro día.




Por la tarde, con un sol de justicia, bajamos a otra zona diferente del río. Las truchas apenas sin actividad habían vuelto a sus refugios y costaba mucho moverlas de su sitio. Opté por poner una efémera oscura más pequeña que parece que funcionó algo mejor en estas últimas horas.




El día estuvo entretenido, sobretodo a mediodía, y se consiguieron preciosas truchas, no sin trabajo.



4 comentarios:

  1. Felicidades por la jornada, buenísimo el vídeo. Jugandose la oreja el cámara gravando esos lances. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose, jaja sí que estuvo cerca la cosa, que pena que no subiera a la mosca la que se estaba cebando en ese rincón,
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Parece que estuvieron caprichosas esas truchas del Carrión. Afortunadamente disteis con las moscas y disfrutasteis. Me alegro, bonitas imágenes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, sacamos bastantes pero estaban durillas...

      Saludos!

      Eliminar