sábado, 24 de septiembre de 2016

Nunca defrauda


Buena jornada la que pudimos disfrutar la semana pasada en el río Órbigo. En esta época el río baja bastante corto de agua para lo que personalmente nos gustaría, además, sumándole un agua muy transparente, puede poner las cosas muy difíciles al pescador.

Nos aventuramos con este río ya que hacía un par de meses que no lo pescábamos y teníamos ganas de tentarlo. Como habitualmente, comenzamos pescando a ninfa. Hacía bastante frío, apenas 5ºC por lo que debías ir bastante abrigado en estas primeras horas. El agua la verdad que estaba a una temperatura bastante lógica para esta época del año para un río regulado como este. Esta situación nos permitió tocar truchas prácticamente desde el minuto uno. 



Pese al buen comienzo, resultaba extraño que en algunas corrientes sacáramos bastantes truchas y en otras, la mayoría, ni siquiera recibiéramos un toque.

La actividad arriba era inexistente, apenas revoloteaban por el río algún tricóptero y alguna que otra pequeña efémera de colores carne y como abajo había bajado bastante la actividad decidimos ir a comer tranquilamente.


Comiendo se empezaba a notar que el calor iba a ser fuerte en las primeras horas de la tarde, mucho contraste respecto a la mañana. Como las truchas seguían sin comer arriba dimos una vuelta por las tablas tranquilas con la ninfa a ver si divisábamos algún objetivo. La verdad es que se veían bastantes truchas, a pez visto tuvimos la oportunidad de engañar a varias pero ninguna de las buenas que había. Era muy complicado andar cerca del río sin espantarlas, ya que como decía, la transparencia permite a los peces ver mucho a su alrededor.



Al final estuvimos un rato intentando levantar alguna trucha arriba pero nos resulto imposible, apenas se cebaban y las que lo hacían no repetían.


Día bastante satisfactorio en el que tocamos truchas desde el principio. Ahora vienen jornadas interesantes en los ríos regulados, a ver que nos deparan.



4 comentarios:

  1. Felicidades por la jornada. Que truchas más bonitas. Si están a ninfa y se van tocando de modo regular también se divierte uno. Animo para las pocas jornadas que quedan, suelen ser muy productivas en estas fechas. Un enorme Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Antonio, es un río que nos encanta y rara vez falla. A ver si en estos últimos días se ponen un poco arriba,

      saludos!

      Eliminar
  2. ¡¡El río es un cristal¡¡ Está claro que hay que ir preparado con las ninfas a tope, si es que no quieren arriba.
    Enhorabuena por la jornada y que las truchas siempre sean así de chulas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, mira que tenemos ganas de sacar algunas buenas a seca pero no hay manera... Habrá que seguir intentándolo! Gracias Josiño, un saludo!

      Eliminar