martes, 8 de agosto de 2017

Truchas duras


De nuevo una jornada complicada y pobre en capturas, en esta ocasión tocaba visitar el río Esla, un río complicado de pescar sobretodo en estos meses de verano.

El río me recibía con un caudal alto y aguas frías como no podía ser de otro modo, prácticamente invadeable en la gran mayoría de zonas. Comencé pescando a ninfa las corrientes que a mi entender podían dar más peces teniendo en cuenta las condiciones del río, pero no fue así, en las primeras horas no fui capaz de tocar nada.

La primera trucha llegaría alrededor de las 13:00 tras mucho insistir incluso en zonas en las que quizá ni siquiera probaría fortuna en un día normal de pesca.



A partir de ahí logré engañar otras dos más de este tamaño, pero ninguna en la misma corriente. Prospectando todas las posturas que el río me permitía conseguí clavar una gran trucha que tomó la ninfa nada más caer junto a unas ramas que daban sombra al río. La trucha se descolgó rápidamente por la corriente, no me pilló preparado ya que tenía el freno algo duro y rompió la línea por el codal del segundo perdigón. Entró a una ninfa en pelo de liebre y cabeza dorada brincada en tinsel perla.

Un poco más abajo, en una corriente más encajonada y profunda, conseguí sacar una trucha bastante maja gracias a los perdigones de cuerpo que conseguían profundizar algo más. Insistí bastante en esa zona ya que me daba buenas sensaciones pero solo conseguí revolcar una más. Volviendo al coche me encontré con tres pescadores de ahogada y cucharilla que no habían tenido mucha más suerte que yo, una única trucha habían conseguido entre los tres en toda la mañana... 



Mientras comía el bocadillo ya me daba cuenta que la cosa iba a estar difícil, por lo que decidí acercarme a un punto donde por la mañana había visto un par de buenas truchas a refugio de los troncos caídos en el río. Fue al llegar cuando vi una trucha aún mayor en el mismo sitio, yo creo que es la trucha más grande que he visto en mi vida, quizá en el video no se aprecie bien su magnitud pero ya os digo que era descomunal. Me quede con su situación y me desplacé aguas abajo para poder cruzar el río con seguridad e intentar lanzar las ninfas desde la otra orilla. En lance era lejano y me costó horrores poner las ninfas donde yo quería, obviamente no conseguí absolutamente nada y ya cansado decidí recoger, al volver la trucha seguía allí tranquila e invencible.

En esa misma zona rondaba el visón americano que aparece en el video y que no alteró en absoluto a nuestra inmensa amiga. Cuando las aguas vuelvan a su cauce intentaré volver a este tramo confiando en que siga allí.


10 comentarios:

  1. Vaya torpedo, si se aprecia lo grande que es. Para que se vea así en la camara era enorme seguro.
    Que pena aquella que partió, buena jornada teniendo en cuenta el tiro de agua que se ve en el video no tiene que ser fácil mover truchas más si no están puestas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EStuvo muy complicado Jose Antonio, pero había zonas muy buenas donde no toqué nada, cosa que me sorprendió, a ver si la próxima vez hay más suerte.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Bonito relato, jornadas difíciles las hay más que fáciles "por fortuna", porque creo que si todos las salidas tuviesen cantidad en cuanto a capturas no sería lo mismo. El disfrutar de un día de capturas se valora y sienta mejor cuando llevamos en la espalda unas cuantas flojas o algún que otro bolo.
    La trucha del vídeo es enorme, parece un salmón. Seguro que en un futuro tienes un encontronazo con ella.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, además no viene mal de vez en cuando una cura de humildad jeje Las jornadas buenas cuando se dan luego saben aún mejor ;)

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Pues no tan mal considerando...lo increible es que hayas,de alguna manera,haber podido cruzar el rio.saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En sitios contados, donde se ensancha y se hacen varios ramales era el único sitio, encima había que patear mucho para hacerlo...

      Un saludo Farioreo.

      Eliminar
  4. Pues sí que hay que esforzarse para tocar escama jejeje.
    Menos mal que estarás curtido en mil batallas de esas.
    La trucha del vídeo seguramente seguirá allí, pero engañarla será otro tema.
    Mucha suerte y enhorabuena Mario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja mucho Josiño, este mes es complicado, a ver si en próximas salidas hay más suerte,

      un saludo!

      Eliminar
  5. Lo importante es disfrutar del momento de pesca aunque no haya muchas capturas y estoy seguro de que eso si lo habéis hecho. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso estoy de acuerdo Hugo, mejor un mal día de pesca que uno bueno de trabajo jeje

      Saludos!

      Eliminar