jueves, 26 de julio de 2018

Día perfecto, pero...


A priori un día de pesca ideal. Río con un caudal óptimo para el mes de julio, temperaturas suaves, cielo nublado, cero viento y bastante humedad ambiente. El pack perfecto.

Tras muchos días de fuerte calor una bajada de las temperaturas nos daba cierto respiro por lo que aproveché para hacer una visita a un río que podría dar de sí en estas condiciones.

Comencé pescando a ninfa sin obtener ningún resultado, no es que fueran las mejores condiciones para esta modalidad ya que pese a tener buen caudal, la velocidad del agua era bastante lenta. Durante estos infructíferos minutos mantuve la vista puesta alrededor por si veía alguna cebada pero nada de nada, solo vi un par de saltos fuera del agua del alguna vacilona trucha.



Pase a pescar únicamente a mosca con un tricóptero de ciervo al agua. Las buenas tiradas, que sin duda tenía el río, no ofrecieron nada, los carriles entre algas que siempre suelen albergar alguna trucha en momentos de eclosión tampoco dieron ninguna oportunidad. El río parecía absolutamente despoblado salvo por los insectos que volaban por su superficie. Lo más cerca que estuve de una captura surgió en una pequeña salida de una corriente donde vi perfectamente como una trucha mediana hizo la intención de tomar la mosca dándose la vuelta en el último instante. Tras casi cuatro horas de pesca y escudriñando lo inescudriñable, pude certificar el bolo.


Tuve un poco de tiempo para entretenerme con una mosca que apareció al final de la mañana más o menos en cantidad. Al igual que en la última jornada he dado con una nueva especie desconocida para mí aunque es cierto que a las truchas les dio absolutamente igual su presencia.

Electrogena lateralis emergiendo

Electrogena lateralis subimago hembra
Electrogena lateralis subimago macho

4 comentarios:

  1. Pues que curioso.con dos cercos y parecen casi ignitas o de su famila pero...son ritrogenas?saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, por tamaño pueden parecer ignitas o incluso rhodanis por el color. Al ver las ninfas pensé que se trataba de alguna Rhithrogena pero consultando foros llegamos a la conclusión de que se trata del género Electrogena (un heptagénido también), el tamaño y el color amarillo en la base de las alas les delata.

      Eliminar
  2. Cuesta creer que no hubiera una trucha, que se dignara a atacar tu imitación, tras tanto tiempo pescando.
    Se ve que cuando no quieren, hay que hacerse amigo del bolo jejeje.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, yo no daba crédito... El caso que de ven en cuando alguna saltaba pero no querían saber nada, la próxima vez será,

      Un saludo Josiño.

      Eliminar