domingo, 7 de octubre de 2018

Esto se acaba


Aprovechando el final de la temporada de riegos nos acercamos hasta el río Carrión con la intención de pillarlo con un buen caudal.

No fue así ya que el río bajaba bastante mermado tras los cortes de agua. La jornada iba a ser corta por lo que nos pusimos manos a la obra para intentar lidiar en estas condiciones.



Pescamos durante el primer tramo de la tarde y la verdad es que conseguimos truchas desde el principio. Cierto es que de forma muy irregular y que no cumplía en absoluto nuestras expectativas. El río estaba difícil y únicamente entraban al engaño las pequeñas.



En las zonas más profundas intentamos meter las ninfas bien abajo pero el resultado seguía siendo el mismo, costaba horrores mover alguna trucha buena y únicamente conseguíamos engañar a pequeños ejemplares.




Se va terminando la temporada y ya solo nos queda una única jornada de pesca que habrá que aprovechar al máximo.

0 comentarios:

Publicar un comentario