miércoles, 16 de octubre de 2019

Ahora sí: otoño


Último día de pesca de esta temporada, de nuevo, tan irregular o más que la anterior. En esta última ocasión las condiciones sí que han sido puramente otoñales así como el comportamiento de las truchas, que pese a estar a ahí, me lo han puesto muy difícil por no decir imposible.

Como digo un día típicamente otoñal a diferencia de la anterior semana, muy nublado, con amenaza de lluvia y un viento suave con ráfagas que impedían por instantes hacer lances correctos. La temperatura era buena pero el cauce ya con el grifo cerrado condiciona mucho la pesca. Es una aberración ambiental lo que sucede en años como este en ríos como el Tormes o Esla, en los cuales se han estado soltando salvajadas de agua para los riegos; caudales que sobrepasan los 40 m3 para, llegado el fin de la temporada de regadíos, dejar los cauces con 3 m3 en el mejor de los casos. 


El caso es que inicialmente decidí poner un par de ninfas pequeñas para tantear las suaves corrientes consecuencia de este bajo caudal. No tardé mucho en conseguir las primeras capturas, más activas de lo que cabría esperar bajo estas condiciones, lo que me permitió sacar media docena de luchadoras truchas en hora y media.





Sobre las 12:30 las primeras efémeras comenzaban a levantar el vuelo y las primeras ondas delataban ya a varias truchas en las tablas lentas del río. Parecía que la ocasión la pintaban calva pero nada más lejos. Las imitaciones que en jornadas anteriores me habían dado, al menos, algún resultado en este tipo de aguas, fracasaron estrepitosamente. Mientras una buena variedad de efémeras, junto con unas tremendas nubes de dípteros y algunas moscas pitillo, volaban sobre la superficie del río en los momentos que el viento lo permitía.

Estos bétidos coparon el grueso de la eclosión, podrían coincidir con Baetis lutheri.
Pequeñas amarillas en un 20, emergentes claras y oscuras, pequeños spents y cripples de todos los colores... Las truchas seguían comiendo y yo seguía concentrado en descifrar este interesante jeroglífico. Llego un momento en el que me di cuenta de que el río y yo no estábamos hablando el mismo idioma en absoluto, era incapaz de poner algo que llamara la atención de estos peces. Suelen ser aguas muy transparentes durante toda la temporada y las truchas ya llevan mucho recorrido observando muy bien lo que deben comer y lo que no.


Imagos estaba claro que no estaban comiendo, muchas cebadas atendían a algo muy placado en la película ¿emergentes?; otras cebadas salpicaban en exceso pese a ser aguas lentas... Observando lo que pasaba por mis pies no se veía gran cosa, dípteros del tamaño de una pulga y muchas exuvias, lo cual hace que no descarte que estuvieran comiéndolas... una locura.

También aparecieron, aunque en menor cantidad, S. ignita y algunos Ecdyonurus sp.
Decidí bajar el hilo a lo más fino que tengo y que nunca uso, ya a la desesperada, un 0,08 y quité flotabilidad in situ a varias emergentes a base de eliminar pato o hackle. Conseguí que apenas se viera la mosca y solo se intuyera, y en apenas 4 o 5 lances un par de subidas infructuosas me hicieron pensar que había dado con la tecla, pero nada más lejos, es como si se hubieran dado cuenta del engaño, no solo las dos que se asomaron a la imitación, si no todas las de la tabla. 

Finalmente consiguieron que me rindiera, creo que fueron dos horas intensas de pesca en las que seguramente perdí vista pero en las que regeneré afición deseando ya volver a pisar el río dentro de 5 meses.

5 comentarios:

  1. Muy bien explicada esa situacion.Aguas lentas,betidos del 20....me suena muchooo a emergente ,pero cual?Yo como pescador de seca empiezo de arriba abajo y acabo en tandem hasta saber que..si llego a saberlo jajaja.Lo ultimo que uso en tandem es un emergente con una ninfa con una bola muy chica de 1 mm a 1.5 atada a la curva del emergente,y confieso que el hilo mas fino que uso es el 6x=12 y como ultimo recurso.Lo pero que pueda ocurrir es que que esto ocurra ya de casi noche al sereno y dure 15 minutos como por ej en cantabria en verano.Bueno,no te rendiste,les diste pelea,un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo me falto probar el tandem... Pero bueno, iremos más preparados para la próxima vez. Saludos!

      Eliminar
  2. Buenas truchas!!! Ya tengo ganas de ir a tentar esos rios, ojala la temporada que viene podamos hacer alguna jornada juntos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son bravas estas truchas, si vienes seguro que disfrutas. Un saludo!

      Eliminar
  3. Han sido unas bellas capturas las que han salido. Espero que a pesar de regadíos y falta de lluvias, siempre se pueda disfrutar de esos tesoros.

    Saludos

    ResponderEliminar